TENDENCIAS

VER MÁS ESPECIALES
NOTA > Legado para el mundo: Áspero, la ciudad pesquera de la Civilización Caral
| 18 MAY 2017 - 23:48

Legado para el mundo: Áspero, la ciudad pesquera de la Civilización Caral

ESCRIBE: LUIS PÉREZ         
FOTOS: RICARDO RAMOS         

Viaje al pasado y conozca el sitio arqueológico de Áspero, en Puerto Supe (Barranca, Lima), que el 26 y 27 de mayo celebrará el XII Aniversario de su puesta en valor. Asimismo, podrá participar de la Reunión de convergencia para generar reflexiones de prevención y mitigación frente a los desastres causados por los fenómenos naturales.

Áspero, el complejo de más de 18 hectáreas que cambiaría la visión del desarrollo cultural del Perú antiguo. Foto: Ricardo Ramos / Expresión Perú

MÁS INFORMACIÓN
Hace 5 000 años, en Áspero, la ciudad pesquera de la civilización Caral, se hacían redes de algodón y se construían embarcaciones.

Se van juntando las piezas de la memoria histórica y cultural del Perú antiguo: en el 2016 un nuevo hallazgo permitió revelar más datos sobre la Civilización Caral. Y es que en la huaca de los Ídolos, una de las pirámides de Áspero, la ciudad pesquera más antigua de América, se descubrió un entierro del periodo arcaico tardío (3 000 a 1 800 a.C.) y, en otro recinto del complejo arqueológico, ocho piezas musicales elaboradas con hueso.

PUEDES LEER: Urgente: algunas razones por las que no debería saborear la gastronomía de Barranca


Foto: Ricardo Ramos / Expresión Perú

Ambos descubrimientos son el fruto de las excavaciones científicas iniciadas en 2005 en Áspero, una ciudad pesquera en el mar de Supe que empezaría a desarrollarse hace 5 000 años. Su estratégica ubicación le permitió realizar trueques o intercambios comerciales con otros grupos humanos arraigados en el valle.

Hallazgos en los ojos del mundo
En posición flexionada, envuelta en un telar de algodón y una esterilla de junco, así fue encontrado el cuerpo momificado de una mujer en el edificio público los Ídolos, por los profesionales de la Zona Arqueológica Caral (ZAC) – Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura.
 
Su ajuar fúnebre incluye un collar con cuentas de molusco, un dije de spondylus y cuatro tupus con diseño de aves y monos. “Esos objetos eran apreciados en la época, lo que revelaría que esta mujer de aproximadamente 40 años de edad, era de un estatus social alto. Además, en el ritual de enterramiento le ofrendaron fragmentos y semillas vegetales”, revela la doctora Ruth Shady, directora del Proyecto Especial Arqueológico Caral–Supe


Foto: Ricardo Ramos / Expresión Perú
 
Asimismo, el jefe de la ZAC– sede Áspero, arqueólogo David Palomino, relata que en otro recinto encontraron ocho flautas traversas hechas con huesos de animales. Los instrumentos, envueltos en un telar de algodón, fueron encontrados en el espacio destinado para las ofrendas.
 
“La música fue parte primordial del desarrollo cultural de Áspero” y, también, un vínculo de interacción con otros asentamientos con los que compartieron creencias ideológicas y religiosas. “Podríamos decir -agrega Palomino- que en los centros urbanos vecinos de Piedra Parada, El Molino y Era de Pando, sucedieron esas manifestaciones”.

Áspero, el ex botadero de basura
Un mal recuerdo. Toneladas de basura y desmonte cubrían un amplio territorio de Supe Puerto (Barranca). A nadie le importaba ese pedazo de tierra convertido en botadero; nadie imaginaba que debajo de esos desechos hediondos, se escondía una urbe milenaria, una ciudad erigida hace 5 000 años, como lo demostrarían -y lo siguen demostrando- las investigaciones arqueológicas lideradas por Shady.

Atrás quedó ese triste episodio. La página se volteó para dar paso a una gran historia que, poco a poco, iría revelando los misterios de Áspero, el complejo de más de 18 hectáreas que cambiaría la visión del desarrollo cultural del Perú antiguo.


Foto: Ricardo Ramos / Expresión Perú

Y es que por su estratégica ubicación, los antiguos pobladores desarrollaron técnicas de ciencia y tecnología para la creación de instrumentos de pesca. “La cercanía al mar permitió el intenso aprovechamiento de pescados y mariscos”, explica el arqueólogo David Palomino, jefe de la Zona Arqueológica Caral (ZAC)–sede Áspero.
 
Es así que Áspero se convirtió en el principal punto pesquero de la Ciudad Sagrada de Caral. Aquí, anchovetas, sardinas, choros, almejas, lapas, entre otras especies marinas, eran capturadas para la alimentación de los propios pobladores y el intercambio con los vecinos de los otros asentamientos del valle.

Otro aspecto resaltante es su monumental arquitectura. La ciudad presenta más de 30 edificios y zonas residenciales. Algunos de las plataformas piramidales tiene una plaza circular y, para llegar a su punto más alto, hay que superar varios escalones. “Huaca Alta, de los Ídolos, de los Sacrificios y de las Flautas son las que más destacan”, puntualiza Palomino.
 
En esos recintos dedicados al culto y a la administración se encontraron estatuillas de barro, flautas traversas hechas con huesos de aves, mates, ornamentaría (collares de spondylus y tocados), ajuares fúnebres y objetos de uso cotidiano de los primeros pescadores de Puerto Supe.


Foto: Ricardo Ramos / Expresión Perú


También puedes leer otras noticias ingresando a https://www.facebook.com/expresion.pe

 

DATOS

 

Dónde: Sitio Arqueológico Áspero, Puerto Supe, Barranca.
 
Vía: Panamericana Norte.
 
Tiempo: 180 minutos.

Si deseas información para participar del evento con el programa de viaje educativo o para asistir por cuenta propia, comunícate a los siguientes correos:
viajeseducativos@zonacaral.gob.pe
webmaster@zonacaral.gob.pe

 






  LO MÁS LEÍDO

  TWITTER

  FACEBOOK

| 18 MAY 2017 - 23:48

NOTICIAS RELACIONADAS




Expresión Perú

© Todos los derechos reservados 2017

Términos y Condiciones